Mario Aparicio vence en casa

Mario Aparicio vence en casa

Última día en Aranda de Duero y etapa reina con el paso montañoso más importante, el Alto de Valdevacas. Era la última oportunidad del equipo para mejorar los puestos de la general y se salía a por todas.

Como ya vino ocurriendo en las etapas anteriores, la velocidad desde el inicio fue muy alta y las escaramuzas por buscar la escapada continuas. En varias de esas disputas entro Jorge González, que gracias a ello paso primero en el sprint especial y al no haber puntuado Lars Daniels se hizo con el malliot de los sprints especiales.

En la aproximación al puerto de Valdevacas se vivió un momento de máxima tensión y nervios que propició varias caídas. Por delante del pelotón los nuestros se preparaban para poner en práctica la táctica de Benjamín Noval y Pelayo Sánchez puso un ritmo infernal a la subida que seleccionó y fracturo el pelotón. Abrió distancia con el grupo, momento que aprovecho Mario Aparicio para unirse a su compañero de equipo seguido del colombiano Oscar Teyez del Pindal.

Mario y Pelayo coronaron en solitario y comenzaron a trabajar para abrir una distancia que llegó a pasar del minuto. Esta situación de carrera, ponía al equipo belga del líder en jaque, colocándose Mario Aparicio como líder virtual.

Por detrás el Agrog-Apuwels Sauze supo gestionar la situación con mucha sangre fría, esperando a a parte de sus hombres que se habían quedado rezagados. El momento fue aprovechado por varias unidades que intentaron conectar con la fuga, siendo Manuel Garrido del Polartek quien lo consiguió.

Ya con el equipo belga tirando con toda la maquinaria del pelotón, las distancias fueron disminuyendo, llegando a las calles de Aranda con unas diferencias mínimas. Aparicio dando un do de pecho, se fue en solitario en los últimos metros de la etapa consiguiendo entrar primero.

Grandísimo esfuerzo de todo el equipo para conseguir esta victoria de etapa, que se ha visto recompensado con el premio de mejor equipo de la jornada. Alejandro Fernández, Pablo Uría y Pelayo Sánchez terminaron entre los diez primeros de la general y Mario Aparicio además se llevo el malliot de mejor castellano-leonés. Un resultado brillante por parte del equipo en una prueba de tanto nivel como esta.